Reflexiones varias de una embarazada primeriza

Cuando estaba en etapa de embarazo, más o menos en el quinto mes, comencé a padecer el “insomnio desvelado” 🤣 que caracteriza a las embarazadas. Creo que me estaba preparando para el postparto…

Esas desveladas no llegaban solas, llegaban con un montón de pensamientos y reflexiones súper trascendentales (como todo lo mío) y quise compartirlas aquí en mi blog, para recordarlas, integrarlas y a la vez, entregarlas a quien le hagan sentido.

Aptas para todo público (no sólo embarazadas jajajaj)

Reflexiones de una embarazada primeriza:

– Me he pasado mucho tiempo de mi vida buscando la receta para combatir el miedo, para no darle “mente”, para saberlo superado, esta etapa me ha enseñado que el miedo es lo que me ha hecho vulnerable y que cuando más lo he sentido, más cercana me ha hecho buscarme a mi misma y entregarme a mi fuente superior Dios, que así he encontrado las herramientas que más me han hecho vibrar, que el miedo me ha invitado a “datearme”, a inquietarme, a salirme de la zona de confort, a PEDIR MILAGROS, a valorar mi sensibilidad, a replantearme, a sacar muchas versiones de mi misma y finalmente a dar un paso más hacia adelante.

– Por mucho tiempo le di más valor a la fuerza, al empoderamiento, al SER CAPAZ, esta etapa me ha enseñado el valor de la renuncia, de la vulnerabilidad, el valor de la imperfección, me he encontrado reconociendo mis mayores miedos, mis peores defectos, mis carencias y los he abrazado con tanto amor….Creo que eso es compasión y no puedo tenerla con nadie afuera si primero no la tengo todos los días conmigo misma.

– Me gusta la indecisión, me gusta no ser perfecta en mis puntos de vista, me gusta hoy defender tajantemente una idea y mañana levantarme por la mañana no reconociéndome por esa lucha.

– Cada vez que se acerca más el momento en que nazca Luciana, me cuido más de juzgar las decisiones y acciones de otras mamás. Cómo dicen por ahí, si crees que ser mamá es fácil, es porque eres el papá 😂😂 o aún no has sido Mamá.

– A veces me veo y digo, yo ya he tenido este rol antes. He sido mamá sobreprotectora de mis socios, mamá consejera de mis amigos, mamá regañona de mis hermanos, mamá reflexiva de mi esposo, mamá cuidadora de mi casa…Esto de ser mamá no es ni tan nuevo.

– El valor del “dejar ir”, en estos días leía una frase que se me quedó en el pensamiento: “entrénate para dejar ir todo lo que temes perder”. He tenido metas fervientes, anhelos que no me dejan dormir por la noche, cosas que he deseado con tanta fuerza que creyendo tanto en el poder de manifestación he dicho: “es casi imposible que no se hayan dado con la intención+acción+fe que les he puesto!!!!” Pero que me han demostrado con la mayor de las humildades que a veces no lograr esas metas es lo mejor que me pudo pasar. DEJAR IR, SOLTAR…Es un regalo (así no lo crea) para el propósito de mi alma.

– A veces creo que la gente espera mucho de mi…es una ilusión, la expectativa es mía, los anhelos de los demás sobre mi son proyecciones propiamente mías. Cambié “el cumplir expectativas ajenas” por “vivir con amor por mi misma” y he encontrado que no hay nada que inspire más que eso. Al menos a mi, y eso es lo que importa! 😅

– Poner en práctica eso de: escuchar el cuerpo, saber creerse cuando hay personas, situaciones, entornos que no vibran con lo que me gusta. Yo no sé si será Luciana que ya está desarrollando su personalidad, pero hay ciertas cosas que la alborotan, con sus movimientos, haciéndome latir el corazón muy duro, secándome la boca, acelerando mi respiración. Antes de ella, hubiera dejado pasar en vano muchas reacciones físicas a situaciones exteriores. Hoy las escucho, les “paro bolas”, les hago caso, las valido, las VEO, así Sebas me diga: amor exagerada! Jajajaj yo hago lo que haya que hacer. Ya no trago entero. Ya me creo y le creo a Luciana.

– Eso que hoy hincha tu ego, mañana será a lo que debas renunciar para vivir más feliz. Ejemplo: es que eres suuuuper organizada, multitarea, Proactiva, perfecta…hoy veo eso y digo: no quiero ser TAN así, me prefiero mas fluida, relajada, suelta, desordenada, así no hay nada que controlar, nadie a quien controlar. Me elijo imperfecta, me elijo espontánea, me elijo relajada, me elijo LIBRE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s